Hoy por la tarde se estará tratando en el Senado el proyecto de Ley presentado por el senador Miguel Ángel Pichetto y que contó con el apoyo de Rubén Giustiniani.

Este proyecto, conocido como Canon Digital es impulsado por los lobbystas del Copyright y esta repleto de aristas rídiculas. Básicamente busca gravar con un impuesto a todos los dispositivos electrónicos que puedan almacenar o reproducir contenidos digitales para proteger a las organizaciones de “gestión de derechos de autor” que siguen pensando que comprar CDs virgenes o pen drives es sinónimo de piratería, de compartir contenido ilegalmente.

Volante de la fundación Via Libre
Volante de la fundación Vía Libre

En resumen, considera que todos los usuarios somos “presuntos piratas” y gravan con un impuesto que varía de acuerdo al dispositivo para pagarle a las compañías rectoras de los derechos de autor. Esta es la lista de productos y los porcentajes que aumentarán en caso de aprobarse esta Ley:

  • Grabadora de discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray (CD/DVD/Blu-ray): 10%
  • Discos compactos y/o versátiles y/o Blu-ray, regrabables o no regrabables (CDR/CDRW/DVR/DVDRW/Blu-ray): 75%
  • Memorias USB y otras tarjetas de memoria no integradas en otros dispositivos: 5%
  • Discos duros integrados o no en un equipo, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
  • Equipos decodificadores de señales de televisión, idóneos para la reproducción o almacenamiento de videogramas y fonogramas: 10%
  • Dispositivos reproductores de fonogramas, videogramas o de otros contenidos sonoros, visuales o audiovisuales en formato comprimido: 10%
  • Teléfonos móviles con funcionalidad de reproducción de fonogramas en formato comprimido: 1%

 

No al Canon Digital
No al Canon Digital

El proyecto nace lleno de contradicciones.

1 – El dinero recaudado por el impuesto no irá a parar a las arcas del estado, sino que será repartido entre las diferentes organizaciones privadas: Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música (SADAIC), Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), Asociación Argentina de Intérpretes (AADI), Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI), Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF) y Directores Argentinos Cinematográficos (DAC).

2- El impuesto a los teléfonos móviles es de tan solo el 1%, porque recientemente les dieron el negocio de  fabricar en Tierra del Fuego a unos cuantos amigos.

3- Los decodificadores y los televisores que pueden reproducir videos y mp3 también serán gravados. Esto incluiría a los programas “TV digital para todos” y “LCD para todos” ?

4- Las tarjetas de memoria que uso en mi camara para sacar fotos de las vacaciones o del cumpleaños de mi tía también van a ser gravadas por ser considerada “potencial portadora de contenido ilegal”

5- Por un lado el gobierno intenta acercar la tecnología a traves de LCDs, TV digital y programas como ConectAr igualdad; por el otro siguen incrementando los precios de los productos. Eso agranda aún mas la brecha tecnólogica.

6- Como bien dice Fabio en su blog es más fácil para los legisladores redactar un nuevo impuesto a combatir la piratería persiguiendo a los vendedores de películas y música que están con sus mantas por toda la ciudad.

Nuestros legisladores están prejuzgando sobre la vida privada de cada uno de nosotros. Nos consideran potenciales delincuentes al momento de cobrarnos un impuesto “por las dudas” de que copiemos contenido con derechos de autor. Es claro que nuestros legisladores siguen sin entender las diferencias fundamentales entre el  contenido y el contenedor.

Algunas lecturas interesantes para seguir el tema:

En Twitter, busca el hashtag #noalcanon para seguir la discusión.

En Uerbin, Mariano Amartino lo explica claramente.

La nota de Guillermo Tomoyose en La Nacion.

El volante explicativo que armó la fundación Via Libre.

El Blog informativo No al Canon

No Al Canon en Argentina