Desde hace un tiempo existen algunos servicios para acortar direcciones web. Su uso explotó con la llegada de Twitter y los 140 caracteres. Bit.ly supo hacerse fuerte y se volvió el standard… hasta ahora?

Hace un mes aproximadamente, Google lanzo su propio servicio (www.goo.gl) para acortar esas direcciones web muy largas e imposibles de recordar que queremos compartir con amigos y contactos. En especial cuando tenes que pasarlas por twitter, donde cada caracter cuenta.

Lo estuve probando, y si bien cumple con su función de la misma forma que sus competidores y predecesores, lo más interesante que ofrece es el servicio de seguimiento y estadísticas, para poder llevar un control del nivel de éxito que tienen las direcciones que publicamos.

La interfaz respeta fielmente el estilo de los productos de Google: simple y minimalista,  casi despojada. Pero, como mencioné mas arriba, si acortamos una dirección estando logueados con nuestra cuenta de google (Gmail o la que usamos para cualquiera de sus servicios) queda registrada y a partir de su publicación en cualquier sitio, podremos hacer un seguimiento por hora, día, semana o mes de la cantidad de clicks que tuvo, la ubicación geográfica, el sistema operativo y hasta el navegador web usado. Todo detallado mediante los conocidos grafiquitos de google.

En resumen, un servicio que ya era conocido por todos, pero con una vuelta de tuerca que ofrece un poco más de utilidad en esta lucha por tratar de imponerse.