La explosión de las líneas celulares llevaron a que prácticamente cada habitante del país tenga un teléfono movil (40 millones de habitantes y 50 millones de líneas celulares) según las últimas estadísticas.
Esto provocó un cambio en la forma en que nos comunicamos (más allá de los servicios de datos, sms, mms y mensajería instántanea) en la actualidad, cuando marcamos un número de teléfono, estamos llamando a una persona y no a un lugar, como sucedía anteriormente (y no estoy hablando de 20 años atrás).
Ahora, con la implementación de la portabilidad, cada persona tendra su número de teléfono único, el cual podrá llevar consigo siempre sin importar la compañía que use, por lo que el concepto de llamar a una persona sera cada vez mas fuerte… y quién sabe, en un futuro, el número de teléfono  podría convertirse en una identificación.