Según la información de la agencia de noticias EFE, el gigante tecnológico japonés Sony dejará este mes de fabricar disqueteras debido a la fuerte caída de la demanda de disquetes en favor de las memorias USB. Sin embargo, la compañía aún no piensa interrumpir la fabricación de disquetes, a diferencia de algunos de sus antiguos rivales como Mitsubishi  o Hitachi Maxell, que abandonaron la fabricación hace tiempo.

Luego de ser la estrella de los años ’80 y ’90, la disquetera está obligada a dar un paso al costado y la culpa parece recaer en las memorias portátiles. Es que los USB tienen ventajas evidentemente mayores: más capacidad, menor tamaño, mayor confiabilidad y mucho más resistencia que los débiles diskettes.

Es por eso que Sony decidió dar por terminada la producción de las disqueteras, a consecuencia de la baja estrepitosa en las ventas. Sólo para tener una idea, en 2008 la empresa japonesa vendió 16,87 millones de unidades a nivel mundial, lo que apenas representa un 10% de lo que vendían en sus épocas doradas.

Sonny Floppy
Sony no fabricará más disqueteras

Desde hace varios años la mayoría de los equipos informáticos ni siquiera incorporan de serie una disquetera, un formato obsoleto que ha sido sustituido por otros dispositivos de almacenamiento de datos con más capacidad y resistencia como los CD, DVD, memorias flash o llaves USB. Sin embargo, algunas marcas han continuado su producción, quizá para satisfacer la demanda de mercados emergentes que adquieren equipos más obsoletos y de mayor antigüedad.

Sony va a negociar con los fabricantes de computadoras y otros clientes cómo reducir las entregas de disqueteras de forma paulatina en lo que resta de año. Apple fue la primera compañía en comercializar sus equipos sin disqueteras, en 1998, y Dell anunció que abandonaba el formato en el 2003.