El Miércoles pasado (4/11/2009) la “Honorable?” Cámara de Diputados aprobó, en una rápida sesión, la nueva ley conocida popularmente como el “impuestazo tecnologico” autorizando el aumento del IVA del 10,5 al 21% y quitando una excención de impuestos internos del 26%. Esto produciría como efecto inmediato, alzas en los precios de productos electrónicos de un 35% para empezar.

El espiritu (ridículo) de esta nueva Ley, enviada por el Gobierno, es la creación de un polo tecnológico en Tierra del Fuego, gravando con impuestos a todos los productos electrónicos que no sean fabricados en esa provincia, como por ejemplo celulares, cámaras de fotos digitales y de video, equipos de GPS, monitores, heladeras y congeladores, calentadores y estufas eléctricas, televisores y microondas.

Estos dispositivos/electrodomésticos, a partir de ahora comenzaran a ser considerados artículos suntuarios, sin embargo, en la versión final del proyecto de Ley se dejaron fuera del alcance del alza de impuestos las Notebooks y Netbooks… Al parecer, para el Gobierno, una heladera o una estufa eléctrica son productos de lujo y una notebook no.

Desde que se envió la primera versión del proyecto al congreso, han habido muchas repercusiones de porqué es una Ley ridicula, retrograda, contraria a lo que intenta vender el Gobierno y de espiritú meramente recaudatorio.

Aquí comparto algunas voces que se hicieron eco y dieron las explicaciones mas claras que encontré en internet:

Editorial de La Nacion de Mayo 2009.

Desde el Bog No Al impuestazo.

Ariel Torres desde el Suple La Nacion.

Desde DenkenUber.

Desde el blog E | Laws.